• Daniel Olvera

Reflexión sobre los tiempos

Actualizado: jul 4


Son tiempos complicados, en México casi siempre lo son, el estado de incertidumbre es casi una constante. La contingencia por el Covid-19 es una complicación más que se une al resto, aunque ésta es diferente, no es sólo local, es una que obliga a toda la humanidad a defenderse del enemigo invisible que no conoce fronteras ni condiciones sociales. Las consecuencias de la lucha se sentirán en casi todos los sectores, para algunos será muy difícil y otros podrán sobrellevarlas mejor, pero innegablemente todos nos veremos afectados y deberemos afrontarlas con las posibilidades a nuestro alcance.


Estamos quizá en el momento más álgido de la contingencia, con las actividades económicas semi paralizadas y una gran parte de la población en casa, los hábitos han cambiado radicalmente y también nuestra visión del futuro, donde nada se ve totalmente claro.

Mantener el rumbo

En Neko, en México, supimos que la situación se complicaría rápidamente. Desde nuestras oficinas en Valencia, España, nuestros socios nos hicieron saber la forma drástica en que cambiaron la visión y acciones de gobierno a medida que la enfermedad avanzaba y cómo de un día a otro pasaron de actividades normales a un encierro total. En nuestras oficinas en México nos preparamos para trabajar desde casa en tiempo récord; teníamos algunas ventajas, hace algunos años tuvimos un infortunado incidente donde perdimos información muy valiosa y desde entonces todos nuestros archivos se respaldan de forma física y en la nube, también usamos plataformas colaborativas como Asana, además de tener una organización que descentraliza la toma de decisiones.


Ante esta situación lo único que no podemos hacer es quedarnos de brazos cruzados.

Al inicio de la cuarentena, nos preguntamos ¿cómo podríamos ayudar?, ¿cómo podríamos salir avante de esto?, ¿cómo sería el mundo después de la contingencia?, no tenemos todas las respuestas, pues la situación se sigue desarrollando de formas inesperadas. Pero una cosa tenemos clara, no podemos quedarnos esperando a que las cosas mejoren, tenemos que ser una parte activa desde nuestra trinchera.


La prioridad número uno es la salud de todos los colaboradores de Neko y la continuidad de su trabajo, mantener las cosas en curso a pesar de la contingencia, es en sí misma, una acción que beneficia a muchas personas de manera directa e indirecta. Después, prepararnos para el mundo post Covid-19; este es un ejercicio complicado que implica conocer la situación y anticiparnos a los posibles cambios que se desencadenarán en la sociedad, a corto, mediano y largo plazo, para plantear estrategias que nos permitan adaptarnos a nuevas dinámicas y necesidades.

Generar valor

Muchos estudios de diseño se han volcado al diseño y elaboración de elementos de protección personal como mascarillas y caretas; otros a componentes para aumentar la capacidad de los respiradores para cuidados intensivos. Casi todo, de auto fabricación en impresoras 3D u otros métodos sencillos que permitan replicarse fácilmente, lo importante es ayudar con los medios al alcance.


En Neko decidimos enfocarnos en el futuro cercano, ¿cómo podemos ayudar a una nueva movilidad que demandará distancia física y eficiencia?. Para nosotros desde hace tiempo la respuesta a la micro movilidad, es la bicicleta, y nos parece que en el escenario próximo estará aún más vigente y será más demandada. Por lo que estamos trabajando en nuevas formas de facilitar su uso para todas las personas en el ámbito urbano en general. Constantemente estamos en contacto con: usuarios, expertos en movilidad activa, activistas, urbanistas y agencias de gobierno, para entender mejor cómo ayudar y generar valor para todos.


Los beneficios del uso de la bicicleta son muchos, de acuerdo con el gobierno de Holanda*, incrementa la sensación de felicidad, mejora la salud, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, cáncer y previene la obesidad. Por cada kilómetro de transporte en bicicleta se dejan de emitir 150 gramos de carbono comparado con un automóvil. La Organización Mundial de la Salud** recomienda que en el caso de tener que salir de casa usemos la bicicleta o caminemos. Además es un medio de transporte altamente resiliente, como quedó demostrado en el sismo de septiembre del 2017 en México. Por todo lo anterior pensamos que la bicicleta será un gran aliado durante y posterior a la crisis.

Adaptarse

Es importante estar siempre preparados ante las adversidades y cambios, aún más importante no quedarnos quietos. Desde nuestra posición observemos como podemos hacer una diferencia ahora o en el futuro, recordemos que esto no pasara rápidamente, se avecinan nuevos desafíos y la situación cambia constantemente. Por ello otra cosa que se vuelve fundamental es la flexibilidad de organización y pensamiento, las cosas no serán iguales al menos no en el corto plazo, debemos aceptar que lo que es valido hoy puede no serlo mañana, que deberemos adaptarnos a los cambios y responder rápidamente. Para salir fortalecidos de esta crisis, debemos responder a las nuevas necesidades para apoyar a la comunidad y generar valor para todos.


*. "Cycling Facts. Netherlands Institute for Transport Policy Analysis". Lucas Harms ¬ Maarten Kansen

**. Moving around during de COVID-19 outbreak. WHO Regional Office for Europe.

#Covid19 #Movilidad #Resiliencia #Adaptación #bicicleta #Reflexión

Síguenos en:

Contáctanos

55 5277 3703 | 55 5515 2134

mobiliariourbano@nekomexico.com

Col. Condesa Ciudad de México

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • LinkedIn
  • Vimeo

Neko ® es una Marca Registrada de Diseño Neko S.A. de C.V.  Todos los derechos reservados 2020.