• Alice Pegman (versión en inglés), Daniel Olvera (traducción a español)

Errores que hay que evitar al implementar mobiliario urbano en el espacio público

Los espacios públicos se ven afectados por mobiliario urbano en malas condiciones, mal diseñado, deficientemente ubicado e instalado, muchas veces porque el mobiliario es el último punto que se aborda en el proyecto. Por esto los usuarios del espacio público, podemos acabar incómodamente sentados en la orilla de una banca rota, o llevar cargando nuestra basura durante un largo recorrido hasta encontrar un basurero, pues ha sido colocado en un lugar inadecuado.


Los mejores proyectos de espacio público merecen ser terminados de manera excepcional para que los usuarios podamos disfrutarlos de forma óptima, así qué, ¿cómo podemos escoger el mejor mobiliario urbano e implementarlo de la mejor manera para lograr un espacio público más exitoso y amigable?, aquí te decimos los errores más comunes que hay que evitar:


1. Escoger la opción más barata o similar.


Para los proyectos urbanos necesitas mobiliario que dure más allá de la inauguración, no mobiliario que se rompa algunos días después de empezar a usarlo. Desafortunadamente, el mobiliario urbano barato y de baja calidad es muy común, cualquier ahorro que puedes generar al adquirirlo, desaparecerá pronto cuando haya que reponer sus piezas o darles un mantenimiento inesperado y la garantía sea inexistente. La calidad no es algo que salte a la vista y muchas veces te encontrarás con muebles que parecen ser los que deseas para tu proyecto, pero no lo son.


Así qué, ¿cómo puedes notar la diferencia?, pregunta sobre los materiales, su duración, garantías, ¿el tipo de acabado es para uso rudo y para exterior?, ¿cómo se compara con otros materiales?, busca y pregunta por evidencia que demuestre que son duraderos, ¿dónde han sido instalados?, ¿quienes son sus clientes?, busca fotos actuales o contacta a otros compradores que puedan ayudarte con su experiencia de compra, finalmente prefiere los productos originales, debido a que su prestigio está de por medio, el cuidado al detalle y atención al cliente siempre serán superiores al de las imitaciones.


2. Elegir un material inadecuado para el contexto.


Dónde esta el espacio público que equiparás con mobiliario urbano?, un lugar templado y seco tendrá necesidades muy diferentes a uno en la costa. Pensar en estos puntos anticipadamente te ayudará a elegir el mobiliario correcto, más confortable y duradero. Por ejemplo: la madera puede ser un material mucho más cómodo que el metal en ambientes fríos; en ambientes cálidos y húmedos cerca de la playa, el concreto polimérico puede ser una gran opción por su resistencia a la corrosión y su superficie que puede mantenerse más fresca que los metales. Por otro lado, la madera es también una buena opción en ambientes húmedos siempre que tenga un pretratamiento contra hongos y plagas (elige tratamientos que no sean tóxicos). Si el mobiliario está hecho en metal, revisa bien el acabado, la pintura electrostática y una base anticorrosiva, pueden hacerlo más duradero en climas variados, y su espesor además ayuda a que la temperatura del metal no se sienta tan elevada al tacto.


Contrario a lo que ocurre con las pinturas de base solvente, que además de no ser ambientalmente responsables, no brindan esas características superiores de duración y acabado.



banca de concreto polimérico, resistente al agua. Ideal para plazas y parques al exterior en climas húmedos.
Banca curva modular (MUE-17-01), de concreto polimérico. Resistente a climas húmedos. Acomodo de 3 módulos de bancas.


3. No darle importancia al diseño.


¿Qué nos dice el mobiliario urbano de un espacio público?, ¿es bello, es confortable?, ¿te invita a pasar más tiempo en él?, o ¿se ve descuidado, desangelado y francamente triste? Los detalles como el mobiliario son tan importantes como el espacio mismo. El buen diseño no sólo está en la apariencia o la estética, también considera la función y la ergonomía -muebles que tienen el tamaño y formas correctas permiten a las personas disfrutarlos de forma más plena. Para evitar que el mobiliario urbano sea un detrimento por no haberlo elegido correctamente, es mejor tomarse el tiempo y hacer una cuidadosa selección de los muebles cuyo diseño, contribuya de manera positiva y armónica a la imagen general del proyecto para lograr un espacio urbano exitoso.


4. Escoger el mobiliario equivocado.


¿Cómo será utilizado el mobiliario?, ¿en que zona será usado?, hay muchos tipos de bancas, bolardos, aparcabicicletas, luminarias, basureros, etc. Un basurero de 30 litros de capacidad junto a un kiosco de alimentos o áreas de pic-nic, estará rebasado antes de que termine el día, de la misma manera que un basurero de 100 litros estará vacío la mayor parte del tiempo en un camino poco concurrido. Los parasoles pueden cumplir con dos propósitos, cubrir del sol y/o de la lluvia, ¿cuál es el más conveniente para tu proyecto? Otro ejemplo son los bolardos, para zonas de trafico pesado necesitas bolardos robustos y con gran visibilidad, en cambio para zonas de velocidad y tráfico moderado, usar modelos más ligeros y delgados puede ser más adecuado.


5. No considerar los aspectos sociales y urbanos.


¿En dónde está el espacio que vas a intervenir, para quién es y cuáles son sus necesidades? Un parque con zona de juegos infantiles atraerá familias con usuarios de un gran rango de edades. Mientras los niños juegan, sus familiares disfrutan de descansar en una cómoda banca a la sombra. Un parque de patinaje atraerá a adolecentes que requerirán lámparas urbanas para brindarles iluminación que permita usar el espacio cuando la luz del sol ya no esté disponible. Una pista para correr será atractiva para deportistas y personas a las que les interese cuidar su salud, para ellos, equipos para estirarse, calentar y descansar adecuadamente serán muy importantes. Cada uno de estos grupos, tienen diferentes necesidades y es muy importante pensar en ellos al planear el mobiliario urbano del proyecto.



Mesas de picnic para zona de comensales al exterior. Las mesas y bancas de picnic, hechas con madera tratada para exterior y libre de tóxicos.
Mesas de picnic de madera con tratamiento para exterior (QRO-10-13). El tratamiento de la madera es libre de tóxicos.


6. No planear la cantidad necesaria.


Ya has escogido el mobiliario urbano adecuado para tu proyecto, ahora es importante saber que cantidad necesitas. ¿Poner un bote y una banca cada “x” metros en el camino está bien, ¿no?, de hecho, no. Pensar en distribuir el mobiliario de forma homogénea en el proyecto no es lo más adecuado, diferentes tipos de áreas tienen requerimientos distintos, por ejemplo, un área comercial o un área de pic-nic necesitarán basureros extra para recibir los desechos que se generen en esa zona, una zona de juegos infantiles requerirá de bancas adicionales para los acompañantes de niños y niñas. ¡Sorprendentemente esta planeación puede ahorrar dinero del proyecto si se coloca mobiliario en los lugares donde será usado en las cantidades necesarias y del tipo adecuado! En los proyectos con nuestros clientes, a menudo, revisando los planos de localización y distribución de mobiliario, sugerimos un sembrado que disminuye la cantidad de piezas planteadas originalmente pero que es más efectivo cubriendo las necesidades del espacio y las personas.




7. No hacer un proyecto de ubicación.


Este error va de la mano con la cantidad. Para que un proyecto funcione correctamente es importante que el mobiliario urbano esté en el lugar adecuado. En Neko pasamos mucho tiempo observando y analizando los espacios públicos y encontramos muchos ejemplos de ubicación incorrecta del mobiliario. Bancas vacías puestas al rayo del sol mientras las personas prefieren sentarse en el piso a la sombra de árboles cercanos; señalización con direcciones importantes detrás de un árbol donde no puede leerse; unos pocos depósitos de basura desbordados en un acceso y otros vacíos, sin ser usados, en otras áreas del parque. Todo esto tiene que ver con como los usuarios ocupan el espacio, y sus necesidades, entenderlos es importante para bríndales el mobiliario donde se requiere, ¿que área es?, ¿cuántos visitantes esperas?, ¿se generan desechos?, ¿hay árboles que den sombra?, ¿el lugar tiene vistas dignas de contemplarse?, ¿el camino se bifurca?, ¿cuáles son los servicios importantes?, al plantearte estas preguntas puedes dar respuesta por adelantado y encontrar el mobiliario urbano, los lugares y cantidades ideales para cada situación.


Banca urbana de madera con respaldo, modelo TOL-11-04.
Banca con madera (TOL-11-04), ubicada junto al sendero y bajo la sombra de un árbol.


8. Darle poca importancia al mobiliario dentro del proyecto.


¡Por fin!, has planeado, seleccionado y hecho una buena distribución del mobiliario urbano, pero a medida que la implementación del proyecto avanza, el presupuesto se gasta y el mobiliario se queda como una de las últimas partidas, desafortunadamente cuando finalmente llegas al momento de la compra, el presupuesto ya ha sido invertido en otras necesidades.


Para muchos profesionales del diseño urbano, el mobiliario urbano es la cereza del pastel, es el detalle que termina de unificar la imagen de su proyecto y la parte más tangible con la que interactúa un usuario. Pero una planeación incorrecta del tiempo y los recursos puede hacer que el presupuesto del mobiliario se esfume al final de la obra. En ocasiones esto orilla a los constructores a comprar mobiliario de baja calidad, comprar menos mobiliario de lo necesario o en los casos más extremos fabricar de manera improvisada sus propias versiones, todo esto daña la experiencia del usuario, la percepción general del proyecto y la imagen de los involucrados. En otras ocasiones nos encontramos ante tiempos de entrega que no pueden ser cumplidos por que la compra se inicia a pocos días de la inauguración. Planear e iniciar la adquisición de mobiliario urbano entre dos y tres meses antes de la fecha requerida, es un tiempo razonable para hacer una distribución adecuada de los presupuestos y tiempos, así evitarás problemas y sorpresas desagradables al final del proyecto.


Esperamos que estos consejos te ayuden a escoger el mobiliario perfecto para tus proyectos actuales y futuros. Recuerda que un buen proveedor de mobiliario urbano te acompañará durante el proceso para encontrar el mobiliario, dosificación y ubicación correctos, contribuyendo a que los espacios de tu proyecto funcionen como imaginas por mucho tiempo.



ACA-16-04, ciclopuerto, biciestacionamiento, de concreto polimérico, zona de estacionamiento para bicicletas.
Aparcabicicletas o ciclopuertos Acapulco (ACA-16-04), de concreto polimérico, resistente a climas de costa. Ubicados en el acceso al parque, facilitan la visita quienes se transportan en bicicleta.


En Neko somos expertos en poner los toques finales a los grandes proyectos urbanos. Si quieres saber más sobre las soluciones que podemos ofrecerte, contáctanos, estaremos felices de hablar contigo, ¡hagamos juntos un gran proyecto!

300 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo