• Adriana Chávez

Gestionar de manera sostenible los recursos, desde el diseño, la producción y el día a día.

En Neko, vivimos el diseño y nuestro objetivo es crear un mundo mejor a través de él. Y esto de “crear un mundo mejor a través de él” es cuidar cada detalle durante el proceso.


¿A qué nos referimos?, Si bien sabemos, la manufactura de nuestros productos que forman parte de espacios de convivencia social requiere de múltiples actividades. Algunas de estas actividades son la planeación y seguimiento de la producción, en estas etapas, siempre tenemos presente el cuidar la interacción del producto final con el medio ambiente para gestionar de manera sostenible los recursos naturales que permiten el crecimiento económico y su desarrollo, ya que, durante la producción existen procesos industriales.


Como bien sabemos, los procesos industriales son uno de los principales contaminantes del medio ambiente y los seres humanos contribuimos a la extracción de grandes cantidades de recursos naturales del medio para cubrir nuestras necesidades como vestimenta, alimento y objetos de uso cotidiano entre otros ejemplos.


En lo que se refiere a la minería en general, los principales riesgos derivan de la fase de explotación que pueden tener efectos ambientales negativos a través de sus aguas residuales, materiales y sustancias peligrosas y, en algunos casos, emisiones a la atmósfera.


La excavación de minas, la remoción de minerales y el proceso y la extracción de metales puede causar daños ambientales y, en casos extremos, destruir el ecosistema.


Sin embargo, conforme evolucionamos hemos aprendido a sustituir algunos materiales por otros que son más amigables con el medio ambiente y que tienen las mismas propiedades y funciones.


En Neko, algunas de nuestras prácticas que mantenemos día a día son: utilizar la mayor cantidad de materiales reciclados para la fabricación de nuestros productos, evitamos la mayor cantidad de desperdicio, utilizamos embalajes biodegradables para productos frágiles, transmitimos a nuestros clientes que reutilicen nuestros empaques, desechamos los desperdicios en contenedores especiales o bien, son trasladados a centros de reciclajes, entre otros.

Pero ¿cuáles son esos materiales que utilizamos para la fabricación de nuestros productos?


Te presentamos el aluminio reciclado, obtenido tras la fundición de chatarra. El aluminio, tiene unos altos costes de extracción, especialmente energéticos. Reciclando este tipo de material, se ahorra un 94% de ese coste energético. Se puede hacer el proceso de forma indefinida y el material reciclado que se obtiene, tiene propiedades idénticas al material virgen.


Este material lo podemos ver en alguno de nuestros productos de mobiliario urbano, como: los maceteros, bancas y asientos de la línea Cuernavaca y nuestra famosa Banca Ola.



Nota: Recuerda que, si utilizamos papel de aluminio o compramos algún envase de este material, para favorecer su reciclaje debemos depositarlo en el contenedor amarillo.


Otro de los materiales destacados que utilizamos, es la madera plástica, un material muy interesante, porque nace a partir de la separación de mucha de la basura que todos desechamos. Que se recicla y se renueva con algunos aditivos. Gracias a este producto, se evita la deforestación y se fomenta el reciclaje de plásticos que se desechan cada día.


Este producto lo podemos encontrar en bancas y asientos de nuestra línea Querétaro, te mostramos algunos de ellos:


Recordemos que mantener el equilibrio del medio ambiente es fundamental para conservar la vida en la Tierra tal como la conocemos. El cuidado al medio ambiente es un tema que debemos tener presente y el cambio empieza por uno mismo.

Existen muchas formar de contribuir al cuidado con el medio ambiente con acciones pequeñas, te compartimos algunas:


  1. Desconecta tus aparatos eléctricos y electrónicos que no estés ocupando, ya que, conectados o no, siguen consumiendo energía.

  2. Adopta plantas endémicas. Las plantas propias de la localidad donde vives no requieren demasiado uso de agua, y sus beneficios son mayores al absorber el CO2 del aire.

  3. Usa más la bicicleta. Muchos trayectos no justifican el uso del automóvil o bien, considera el uso del transporte público.

  4. Utiliza menos la secadora de ropa. Los tendederos y los racks de secado son una opción amigable con el planeta. Las secadoras de ropa producen una gran cantidad de CO2, al no utilizarlas bajas tu consumo de electricidad (y la cuenta), dejas de producir dióxido de carbono y, además, tienes como aliado al mejor quitamanchas que existe: el sol.

  5. Reduce la ingesta de carnes. Ya se trate de cerdo, res o aves, el proceso para llevarlos a tu mesa gasta una gran cantidad de energía.

  6. Separa la basura y lleva tus residuos sólidos a centros de reciclaje. El gobierno de la Ciudad de México ofrece un programa llamado “Mercado del trueque” donde puedes intercambiar tus residuos inorgánicos por productos agrícolas locales. Aquí te dejamos más información sobre el tema: http://data.sedema.cdmx.gob.mx/mercadodetrueque/

  7. Si te agrada fumar, evita tirar las colillas en la calle y deposítalas en un contenedor de basura o bien, puedes colectarla en una botella de pet y llevarlas a un centro de reciclaje. En México, existe organización llamada Ecofilter México, que es una alternativa para aminorar el impacto negativo que provocan las colillas en el ambiente, lugar donde puedes llevar tus botellas de PET con las colillas que hayas colectado, y ellos se encargarán de reciclarlas y darles un segundo uso.


Referencias bibliográficas

https://www.ambientum.com/ambientum/residuos/reciclaje-del-aluminio.asp

https://www.ngenespanol.com/naturaleza/10-formas-de-reducir-tu-huella-de-carbono/

http://data.sedema.cdmx.gob.mx/nadf24/index.html



¿Qué tal? ¿Te ha inspirado esta selección? síguenos el próximos mes, mientras tanto, te invitamos a leer otros artículos de nuestro blog y unirte a nuestras redes sociales. ¡Gracias por leernos!


60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo