El nuevo espacio público

January 13, 2017

 

“El lugar tradicional que ocupaba el espacio urbano como sitio de encuentro y foro social para los habitantes de las ciudades se ha ido reduciendo y en algunos casos se ha llegado gradualmente a eliminarlo.” Esta es una de las primeras reflexiones que hace Jan Gehl en su libro, Ciudades para la gente.

 

El espacio público, en su sentido más amplio, es el lugar donde cualquier persona tiene el derecho a circular en paz y armonía y donde el paso no puede ser restringido por criterios de propiedad privada 1. Pero, para los expertos del tema, este concepto es más amplio y complejo y tiene muchos más puntos a considerarse. En la actualidad más de la mitad de la población del mundo vive en áreas urbanas y esta cifra seguirá creciendo, por lo que tener espacios públicos de calidad en las ciudades cobra vital importancia.

 

Durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Habitat III, que se llevó a cabo en octubre del año pasado en Quito, Ecuador, se promulgó la llamada Nueva Agenda Urbana en la que se establecen puntos importantes a tomar en cuenta en el desarrollo urbano, siendo la promoción de espacios públicos seguros, accesibles y ecológicos uno de sus puntos principales.

 

Los espacios públicos bien diseñados tienen efectos positivos mucho más amplios y profundos que los que pueden observarse a simple vista.

 

Por ejemplo, la promoción de métodos de transporte sostenible afecta de manera positiva a la esfera del espacio público y esta relación funciona de manera recíproca. Si la gente se siente cómoda y segura al moverse en la ciudad y a través del espacio público, la ciudad se convierte en un lugar más vital, sano y sostenible 1. Acercándose a lo que deberían ser los nuevos espacios públicos, lugares de encuentro, debate, convivencia y recreación, que ofrezcan oportunidades lúdicas y culturales para sus usuarios.

 

Las políticas públicas en la Ciudad de México han buscado pasar de un desarrollo urbano centrado en el automovil, a uno centrado en las personas, siendo incluidos en la Constitución de la CDMX los derechos a la movilidad y al espacio público. Últimamente ha habido avances significativos en estas áreas y la discusión acerca de temas de esta índole se ha visto enriquecida con foros y voces muy diversas tanto por la política como por iniciativas ciudadanas.

 

Pero a pesar de ello, sigue habiendo grandes desarrollos inmobiliarios con escasa regulación de su impacto en el tejido urbano, proliferan los centros comerciales que intentan emular la vitalidad y esquemas de los centros urbanos de antaño, creando una suerte de espacio público, pero con fines comerciales alejando a la gente de la calle, y esto aunado al uso del automóvil particular de forma excesiva con sus efectos nocivos en la movilidad y el medio ambiente, hace que las ciudades transitables y caminables con espacios públicos diversos, se vean como objetivos difíciles o incluso imposibles.

 

Pero hay esperanza, existen muchos puntos de vista y medios de abordar la pregunta ¿Cómo se desarrollan e implementan espacios públicos dignos en las ciudades de hoy en día? 

 

El método tradicional suele ser un enfoque de arriba hacia abajo. Es decir, el gobierno detecta la necesidad de mejorar un espacio y a través de licitaciones a despachos de arquitectura y constructoras se crea un proyecto que se implementa utilizando recursos públicos. Los resultados de este tipo de desarrollos pueden ser positivos, pero pueden también romper dinámicas barriales y locales al no consultar y tomar en cuenta las necesidades y deseos de las personas que se verán afectadas por dichos cambios.

 

Otro enfoque es el de la asociación público privada, en el cuál una empresa forma una alianza con el gobierno, ofreciendo mejorar espacios públicos como una contraprestación, a cambio de obtener espacios comerciales y publicitarios en el mismo, o por medio de medidas de mitigación que buscan paliar los efectos negativos de desarrollos inmobiliarios a través de obras en beneficio de las comunidades afectadas. Pero en países como México, que lidia con la poca regulación gubernamental y temas de corrupción, este tipo de medidas en ocasiones han sido implementadas de manera que benefician más al privado que a la sociedad en general, como en el caso del fallido Corredor Cultural Chapultepec.

 

Otro método que resulta muy interesante, es el movimiento placemaker (hacedor de lugares), liderado por la asociación norteamericana Project for Public Spaces, que pone el foco en “crear lugares a través de un proceso participativo que busca reimaginar y reinventar los espacios públicos, convirtiéndolos en el corazón de las comunidades. Reforzando el vínculo entre la gente y los lugares que comparten”.Algunos de sus principios fundamentales son que, la comunidad es la experta ya que conoce sus propias necesidades y los usos que se da a ese espacio de manera natural, que se puede aprender mucho observando, que el dinero no es lo importante ya que pueden hacerse pequeños cambios con recursos limitados y mediante la búsqueda y participación de aliados locales y que un espacio nunca está acabado, ya que las necesidades de la gente cambian y esto tiene que verse reflejado en los espacios. Este enfoque parece ideal porque toma en cuenta a la gente, buscando cambiar y mejorar los espacios a través del trabajo y la toma de decisiones de forma comunitaria. Pero, aun así, surge la duda sobre si hacer labores que el gobierno debería llevar a cabo causa un beneficio, o va en detrimento de los medios de participación ciudadana establecidos, que finalmente son los responsables de gestionar proyectos de interés ciudadano ante el gobierno.

 

Los enfoques para tener espacios públicos vitales, seguros, sanos y sostenibles en nuestras ciudades son muchos y todos enfrentan diferentes retos, pero mediante la participación ciudadana y la implementación de buenas políticas públicas, este objetivo puede lograrse.

 

 ¿Cómo crees tú que debe ser la promoción y desarrollo del espacio público en nuestras ciudades? Te invitamos a compartirnos tus ideas en los comentarios.

 

1 Gehl, Jan Ciudades para la gente. - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Infinito, 2014.

2 https://es.wikipedia.org/wiki/Espacio_p%C3%BAblico consultado el 10-01-2017

3 pps.org

Please reload

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • Vimeo - Black Circle

Neko ® es una Marca Registrada de Diseño Neko S.A. de C.V.  Todos los derechos reservados 2018.