top of page
  • Hiroshi Ikenaga

Materiales de bajo impacto ambiental

Actualizado: 18 jun 2021


Hoy en día existe una cantidad enorme de materiales para poder escoger al momento de diseñar; éstos suelen ser elegidos según sus características físicas, químicas, estéticas, disponibilidad y precio, pero casi nunca se evalua el impacto ambiental que tienen.


Al hablar de impacto ambiental, lo primero es evitar los materiales que son tóxicos, ya que éstos causan efectos adversos en los organismos vivos de manera directa, ya sea en su extracción, en su aplicación, en su uso o al momento de desecharse.


Es importante conocer los materiales que utilizamos y las sustancias que los componen para saber si representan un peligro. Términos como COV (compuestos orgánicos volátiles), Bencenos, Formaldehidos, cloruro de metileno, Triclocoetileno, Arsenico y Dioxinas, son elementos que debemos evitar.


Existe una gran cantidad de estudios aplicados a materiales y es muy importante mantenerse actualizado, así como revisar las fuentes de las que provienen. Pero lo más importante es entender que existen alternativas disponibles.


Materiales Renovables

Los materiales renovables provienen de árboles, animales o ecosistemas y tienen la capacidad de regenerarse; éstos deben cumplir su ciclo de renovación, ya que si se consumen más rápido se convertirían en materiales no renovables. Es por esto que al utilizar estos materiales, nos debemos asegurar que vengan de una fuente responsable. Este es el caso de la madera certificada, que avala y garantiza al consumidor que los productos que adquiere han sido obtenidos de bosques bien gestionados desde un punto de vista sustentable. Existen muchos materiales nuevos como los bioplásticos que debemos promover y utilizar ya que representan una gran alternativa hacia la sustentabilidad.

Tumbona Querétaro con madera certificada

Materiales Biodegradables

Son materiales que pueden descomponerse por micro organismos para integrarse a los ciclos de la naturaleza. Por ejemplo; el cartón, la madera, algodón, etc. Existen materiales que aunque son biodegradables tardan mucho en degradarse y se consideran no-biodegradables, como el plástico. Los materiales biodegradables son óptimos para objetos con una vida útil corta, como vasos desechables o filtros de café.

Materiales de bajo contenido energético

Todos los materiales tienen una carga energética que representa la energía con la que fueron extraídos, transportados o conservados. Es difícil saber con precisión acerca de esta energía incorporada, ya que un mismo material tendría más energía si viene de más lejos, pero es un hecho que un material de la naturaleza tiene menos energía incorporada que un material manufacturado, es decir un kilo de aluminio tiene 100 veces más energía que un kilo de madera.


Materiales reciclables o reciclados

Estos materiales son los que pueden volver al proceso de manufactura y aunque en el sentido estricto tiene mayor contenido energético (ya que se suma la energía de cada reproceso) la energía para extraerlo se considera como nula. Los productos que utilizan materiales reciclados propician el desarrollo de sistemas de reciclaje que reducen los desechos y el impacto al medio ambiente. Pero hay que tener cuidado con los productos que se etiquetan como reciclables, ya que muchas veces estos no se encuentran en un ciclo que se dedique a separarlos y reprocesarlos.

Tal es el caso de la mayoría de los plásticos que a pesar de ser reciclables, son muy difíciles de identificar y terminan en la basura. De esta manera el termino reciclable ha perdido sentido y es el más utilizado para el Greenwashing (falsa publicidad para hacer ver un producto como amigable al medio ambiente).